UN HOMBRE SOLTERO


Un par de veces en mi vida, he tenido momentos de claridad absoluta, 
cuando por unos breves momentos, unos segundos, 
el silencio ahoga el ruido y puedo sentir más que pensar. 
Y las cosas parecen tan precisas y el mundo tan fresco. 
Nunca pude hacerlo últimamente. 
Me aferro a ellos pero, como todo, se desvanece. 
He vivido mi vida por esos momentos. 
Ellos me llevaron hasta el presente y me doy cuenta que todo es como debía ser.