SENTENCIAS


En repetidas ocasiones
 he sentenciado que los demás
estaban confundidos o equivocados
porque lo que hacían o decían
no encajaba en mi particular universo de creencias.