Resonancia




Apenas una brizna
de oro hace posible
la alquimia necesaria para ser.
Párate y calla.
Con los ojos cerrados
podrás oír el roce
de ese polvo de estrellas
que fuiste y que te llama
con sutil vibración,
como canto de grillos inmortales.
Eugenia Dominguez