EL Despertar.-Tony Parsons


No hay historia o cuento. La historia es un fingimiento, una falsedad. La historia acerca de vuestras vidas no va a ninguna parte. Todo lo que hay es esto. ‘Hay una vida simple. No hay una historia—solamente vida simple’. La Unidad juega el juego de ser dos dormidos buscando por la unidad. Cuando el despertar sucede, es sólo el darse cuenta de que se han tomado esos dos muy en serio; eso es todo de lo que estamos hablando aquí. Esta cosa completa es tan simple como esto—todo lo que obstaculiza el camino al despertar es una falsa idea. Es el fingimiento o la simulación con la que se han condicionado a creer. Y cuando la idea de que son dos se desaparece, ahí está la unicidad, la unidad. La unidad es inmaculada, porque la fuente completa de todo es solamente el amor incondicional, y obviamente ella lo abarca todo, incluyendo el odio y el enojo. Nada está excluido—todo es lo absoluto.

Alguien que muere deviene luz, lo que siempre ha sido. No hay nadie que muera y no hay karma o vida después de la vida o reencarnación. Esas son ideas de la mente que anhela continuar para siempre. Es
como una ola en el océano: nosotros somos las olas y el océano al mismo tiempo. Si insisten que son una ola y separados del resto,entonces no han despertado. Es de hecho el océano que está agitado/oleado.

El despertar no tiene nada que ver con la bondad y el éxtasis—el despertar es la realización o la comprensión de que solamente hay unidad y ‘la dualidad’ surge en eso.

Yo soy todo lo que es. El despertar es la vida. Es un asunto de amor con la vida. Un entusiasmo con la vida. Es acerca de soltar la idea que alguien tiene vida y comprender que todo lo que hay es vida. Ustedes no tienen una vida—ustedes son vida, y en la vida, el ego, el odio, el amor y todo sucede. Y yo soy en lo que todo sucede. Y también ustedes.

Nada puede apurar y traer el despertar. Uno se da cuenta que es inútil tratar tanto esfuerzo. La desesperanza lo guía a uno a dejar ir y el ver esto puede que ayude. Cuando la semilla ha sido plantada, todo comienza a cambiar y algo nuevo sucede. El suceso está más allá de la mente, más allá del corazón y más allá del entendimiento. También está más allá de lo bueno y lo malo. Esperen algo maravilloso, el despertar es ordinario/común y bastante decepcionante, pero también es magnificente.

El carácter y la personalidad del individuo no tienen peso ni postura en el despertar. Le puede suceder a cualquiera, pero no a una persona especial. Es el amor constante incondicional que hace que Pedro o María suelten su ego. Es lo que es. Nadie puede comprender eso,porque no hay nadie ahí para comprenderlo. No hay nadie que vea. Es simplemente ver, porque no hay nadie ahí. Tony Parsons