Federico Garcia Lorca


A menudo me he perdido, 
con el fin de encontrar la quemadura que mantiene todo despierto.