RUMI



Hay un camino entre la voz y la presencia,
en donde la informacion fluye.
En silencio diciplinado se abre.
Con platicas rebuscadas, se cierra.