Los Evangelios De Eva


Yo soy tú y tú eres yo, 
dondequiera que estés, allí estoy yo. 
En todas las cosas estoy derramado y de cualquier sitio puedes recogerme, 
y recogiéndome a mí, te recoges a tí mismo.