UNA REALIDAD APARTE.-CARLOS CASTANEDA


-Hablas demasiado contigo mismo. No eres único en eso. Cada uno de nosotros lo hace. Sostenemos una conversación interna. Piensa en eso. ¿Qué es lo que siempre haces cuando estás solo?
-Hablo conmigo mismo.
-¿De qué te hablas?
-No sé; de cualquier cosa, supongo.
-Te voy a decir de qué nos hablamos. Nos hablamos de nuestro mundo. Es más, mantenemos nuestro mundo con nuestra conversación interna.
-¿Cómo es eso?
-Cuando terminamos de hablar con nosotros mismos, el mundo es siempre como debería ser. Lo renovamos, lo encendemos de vida, lo sostenemos con nuestra conversación interna. No sólo eso, sino que también escogemos nuestros caminos al hablarnos a nosotros mismos. De allí que repetimos las mismas preferencias una y otra vez hasta el día en que morimos, porque seguimos repitiendo la misma conversación interna una y otra vez hasta el día en que morimos.
-¿Cómo puedo dejar de hablar conmigo mismo?
-Antes que nada debes usar tus oídos a fin de quitar a tus ojos parte de la carga. Desde que nacimos hemos estado usando los ojos para juzgar el mundo. Hablamos a los demás, y nos hablamos a nosotros mismos, acerca de lo que vemos. Un guerrero se da cuenta de esto y escucha el mundo; escucha los sonidos del mundo.

-------

Lo que propone Castaneda lo he podido constatar meditando.
La mejor manera de desconectar la conversación interna 
es centrandome en el sonido del silencio,
al menos en mi caso.
No hay una formula infalible para todo el mundo,
pero he querido compartir, por si este dato
puede servir de ayuda en la meditación.
Gea

CICLOS,CAMBIOS,TRANSITOS...


Vamos abriendo y cerrando ciclos emocionales,mentales y físicos,
con cada nueva etapa se abre ante nosotros 
la oportunidad de experimentar desde una nueva y refrescante perspectiva.
Aveces los cambios son pequeños y sutiles 
y no suponen una gran diferencia entre el antes y el después,
pero también puede suceder que sean más profundos y radicales,
y que sean la causa de un enfrentamiento y rechazo con un exterior
que hasta ahora nos parecía de lo más normal y llevadero,
pero al mirar con ojos renovados,nos provoca 
una sensación de estar fuera de tiesto.
Este enfrentamiento no es provocado desde el exterior,
tiene su origen en que pretendemos que lo de fuera
se adapte a nuestro proceso.A veces no nos planteamos
que un cambio interior,también supone un nuevo estado externo,
y que aquellas cosas que hacíamos antes,aquellas personas que eran
afines a ellas,aquellos lugares,hábitos y costumbres que resonaban
en la misma frecuencia que nosotros,ahora chirrían,y no es porque 
estén mejor o peor,sino que ha llegado el momento de abrirnos 
a nuevas experiencias,a nuevas formas de hacer las cosas.
Es la hora de lanzarse al vacío,salir de lo cómodo y conocido 
y dar nuevos pasos que nos llevaran a nuevas rutas.
Lo que tenga que quedar,quedará, y lo que tenga que pasar,
 lo bendecimos agradecidos por todo lo que nos ha dado
y dejamos que siga su proceso al igual que nosotros el nuestro.
Gea



Comentaba con una amiga, que estamos tan acostumbrados
a juzgar todo lo que sentimos y lo que nos pasa
que no vemos el verdadero sentido de nuestros síntomas.
Sentir dolor o malestar es para mi una señal de salud 
y de que estamos vivos,pero sobre todo,
el síntoma es una luz que nos permite ver la causa.
La sociedad está enferma y su principal dolencia
es la obsesión por acallar el dolor,la incomunicación,
la soledad,la carencia,el vacío y otras muchas..... 
Quizás porque de esta forma no nos preguntaremos
porqué nos duele y qué virus lo provoca.
Emulamos los arquetipos de ciudadanos bien adaptados,
consumimos aquellos productos que los representan 
como triunfadores,prósperos y felices,como si fuesen analgésicos
para  nuestras tristezas,miserias y agujeros,
pero esto sólo nos procuran un alivio y olvido momentáneo
de lo que verdaderamente está gritando en nuestro interior.
Si en lugar de dejarnos distraer por todas estas cosas,
parásemos un poco y nos centrásemos en lo que realmente
sentimos,puede que descubramos que no necesitamos ni queremos
todo por lo que tanto nos esforzamos y que el dolor no es por
lo que nos falta,sino por lo que tenemos y olvidamos.
Gea






Si quieres saber la verdad, 
te diré la verdad: 
Escucha el sonido secreto, 
el sonido real, 
que está dentro de ti.
Kabir

LOS NÓMADES.- LÍA SCHENCK


Los nómades tiene muchas tareas en común. 
Una de las tareas es hacer que  las esferas de los relojes  
permanezcan perpendiculares a los astros 
y hacer que los astros permanezcan horizontales a los  sueños 
y hacer que los sueños  permanezcan verticales al corazón del hombre.

Preparan sus miedos si las noches se hacen negras con negruras  de otros relojes 
y preparan sus ojos para llorar si los llantos desparraman sus aguas 
y empapan  la piel del aire 
y desbordan las copas de los eucaliptos.

Descubren signos latentes en las noches y en los llantos 
y los dejan ahí, latiendo como semillas
 o como pollitos sin nacer adentro de sus huevos. 
 Dejan a los signos latiendo en sus propios sitios. 
No los interpretan.

Ellos saben que los signos y los misterios 
dados vuelta ya no laten.

Una vez el amor de dos nómades duró una lluvia. 
Cuando se despidieron, mojados vivos, 
supieron que volverían a amarse en todas las lluvias por venir 
 aunque nunca más volvieran  a encontrarse.

Aprenden que lo efímero visto por sus ojos 
se transforma en eternidades.

Los nómades entienden que el cuerpo humano,
 es antes que nada una manifestación de la vida.
Cuando nace un hijo saben que en ese alumbramiento,
ellos mismos son  alumbrados con otra luz.
http://loscuerposconducenalmar.blogspot.com.es/

VIDEO: THE SCARECROW



“The Scarecrow” (El espantapájaros), se centra en la vida de los espantapájaros tras la llegada de un gigante, Crow Foods, que controla toda la producción. Así, los hombres de paja se han visto obligados a servir a la industria y sus malvados planes para acabar con los pequeños productores, aunque el protagonista se da cuenta de ello y pretende aportar su granito de arena.